Ya está disponible nuestra cartera de cursos y encuentros de verano para este año. Entre otros, participarán en ellos personalidades como Espido Freire y Luis García Montero (que repiten en nuestra apuesta conjunta por poner en valor la importancia de las letras para la formación de una sociedad sana), el periodista Paco Lobatón o la periodista Teresa Viejo. Como viene siendo habitual, en la Universidad Internacional de Andalucía hemos apostado una vez más por una agenda formativa completa y multidisciplinar para ponerte realmente difícil que no encuentres lo que buscas.

Ya sabes: el verano es para estudiar (a la sombra de un árbol, sentado en el parque), explorar nuevos senderos, también académicos; documentarse en compañía; compartir conversación, experiencias y conocimiento;  formarse en lo que más te interesa, descubrir algo que hasta ahora no sabías que te fascinaba; aprender, algo que no hay que dejar de hacer en toda la vida; investigar para mantener activa la más importante de las cualidades humanas: la curiosidad.

Todo ello te lo ofrecemos en nuestros cursos y encuentros de verano, que tendrán lugar en nuestros diferentes campus: Baeza, La Rábida, Sevilla y Málaga. Apresúrate a consultar nuestra galería de cursos y no dudes en matricularte en aquellos que más te llamen la atención. Te prometemos que la experiencia valdrá la pena.

¡Y no pierdas de vista nuestros canales oficiales! Aún tenemos alguna sorpresa que darte.

 

 

La fiebre emprendedora continúa. Hace tiempo que el ‘do it yourself’ dejó de ser cosa de la decoración y el bricolaje para aterrizar en el terreno de la empresa. En los últimos años, ante la falta de oportunidades laborales, muchos profesionales se tomaron al pie de la letra aquello de que crisis significa oportunidad y se lanzaron a crear sus propias empresas. En un contexto de salvaje competencia, no todas esas experiencias tuvieron éxito, pero fueron la tabla de salvación para muchos.

Si ahora eres tú quien está pensando en emprender, te contamos cuáles son los sectores con músculo en 2016 según los expertos:

Digital y apps: el mundo ya es móvil. Aplicaciones, tiendas online, marketing digital, digitalización de archivos y bases de datos… La vorágine de lo online en general amplificada por la dictadura de los smartphones está obligando a las empresas a adaptarse a los cambios. Aún quedan muchas que no se han atrevido a dar el salto y otras no pueden permitirse permanecer inmóviles y estancas mientras la transformación digital sigue girando. Todas, sin excepción, necesitarán tu ayuda.

Ciberseguridad: esa misma vorágine digital de la que hablábamos ha traído consigo consecuencias nefastas para la privacidad. La sobreexposición a la que nos somete el entorno online puede resultar peligrosa, también para las empresas y sus relaciones con la competencia. Por eso el de la protección de datos es también un sector en auge.

Medioambiente: no sólo por una cuestión de concienciación con el planeta, también por pura necesidad social. Las energías renovables son el inevitable futuro pese a las trabas que encuentren en su camino, y la gestión de residuos es una tarea pendiente como lo es también la adaptación de edificios e infraestructuras a lo que ahora tiende a denominarse ‘ecofriendly’.

Nuestro consejo es que, por encima de todo, seas creativo. Dale vueltas a la cabeza para identificar necesidades en tu entorno y una forma de solucionarlas ganando dinero por ello. Da igual que la idea pueda parecer absurda. Hay ejemplos de éxito en negocios a priori tan absurdos como una red de canguros de mascotas (http://www.emprendedores.es/ideas-de-negocio/empresas-como-google-para-trabajar). No tengas miedo a que te tomen por loco: cree en tu idea y exprímela

La Economía del Bien Común (EBC) es una nueva doctrina económica que propugna que la economía esté al servicio de la sociedad y las personas. Contradice el modelo imperante de capitalismo y economía planificada, en el que los mercados financieros están al mando, y propone sustituirlo por una verdadera economía sostenible, regida por principios de justicia socialhonestidadresponsabilidad y cooperación. Las empresas deben asumir estos valores para sobrevivir, frente al imperio del lucro y la competencia salvaje.
 
Su impulsor es el profesor universitario de economía Christian Felber, miembro fundador de Attac en su país (Austria) y defensor a ultranza de la banca democrática. Cree en una economía basada en valores éticos que haga frente al capitalismo que sólo piensa en el enriquecimiento de unos pocos. Según Felber, la Economía del Bien Común lograría un reparto del trabajo que dismuiría sustancialmente el desempleo, un consumo más responsable e unas relaciones sociales fortalecidas entre la comunidad como resultado de la mejora de las condiciones de vida.
 
Este modelo teórico se comenzó a implantar en octubre de 2010 en un grupo de empresas que participan de forma activa aplicando los requisitos de la EBC, y que se ha constituido en un movimiento político de presión que lucha para que estos principios se plasmen en leyes.
 
En un contexto de crisis, políticas de austeridad, desconfianza institucional y desprestigio de la banca, esta doctrina va tomando fuerza y la necesidad de implantar un nuevo modelo preocupado por el bien común. Y en ese mismo marco, este eminente intelectual y activista económico será el encargado de realizar, en nuestro campus de Sevilla, la conferencia inaugural de la edición 2016 de los cursos y encuentros de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

No todo va a ser trabajo. Ya sabes que la Universidad Internacional de Andalucía acompaña sus cursos de verano con todo un programa lúdico y cultural del que pueden disfrutar tanto los alumnos como los que no lo son. ¿Te sigue sobrando tiempo? Nuestras sedes están ubicadas en entornos privilegiados que te darán miles de posibilidades para que el año que viene tengas ganas de volver a por más.

 

unia.jpg

 

Nuestra sede de Sevilla se encuentra junto al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Te recordamos visitarlo para abrir tus sentidos a las últimas propuestas de la creación actual a nivel mundial. Si te gusta más lo clásico, puedes cruzar el río y dar un paseo hasta el Museo de Bellas Artes (Plaza del Museo) y conocer, de paso, el rico patrimonio del casco histórico hispalense.

Málaga no se queda atrás: allí tienes el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC), el Museo Picasso, centrado en este célebre artista de origen malagueño, el Museo Carmen Thyssen y el flamante Pompidou. No en vano esta ciudad se está convirtiendo a pasos agigantados en un referente para las galerías a nivel internacional.

¿Sabes que Baeza es Patrimonio de la Humanidad? Cada rincón de esta pequeña ciudad está llena de historia. ¿Te gusta pasear? Estás de suerte, porque la puedes recorrer a pie de punta a punta. Te recomendamos visitar el aula donde impartió clase el poeta Antonio Machado, que da nombre además a nuestro campus.

Lo mismo te decimos de Palos de la Frontera, en Huelva, una pequeña ciudad pesquera con el encanto de la tradición marina. ¿Sabes que en esta ciudad se gestó el primer viaje de Cristóbal Colón hacia América? De su puerto partieron las carabelas que querían llegar a la India.

Miércoles, 06 Abril 2016 08:43

¡Gracias por compartir vuestra experiencia!

¡Gracias por contarnos vuestra experiencia!

Desde la Universidad Internacional de Andalucía queremos dar las gracias a todos los que habéis participado en el sorteo #MiVeranoEnLaUnia compartiendo con nosotros vuestras fotografías y experiencias en nuestros cursos de verano.

 

Nos habéis hablado de cómo disfrutásteis nuestras sedes, de la satisfacción con los cursos y de la gratificación de una experiencia diferente. Otra forma de disfrutar el verano. 

El ganador del sorteo ha sido Gonzalo Carranza, y esperamos que este año repita en los Cursos de Verano de la UNIA y que se lleve de viaje su nueva cámara lomográfica para enseñarnos sus resultados.

1

Al resto, os deseamos una feliz experiencia si regresáis a nuestras sedes. Y como los cursos de verano los hacemos entre todos, os reservamos este hueco en nuestro blog para presumir de alumnos:

 

6

3

4

5

2

 

La inexperiencia es un obstáculo a la hora de encontrar trabajo: hoy por hoy, y en un contexto en el que la demanda de empleo es abundante, muchas empresas exigen unos requisitos desmesurados para ofertas de trabajo que no prometen precisamente las mejores condiciones. Sin trabajo no hay experiencia; sin experiencia, no hay trabajo. ¿Cómo salir de ese círculo vicioso?

1. Formación complementaria: Marca la diferencia en tu currículum estando más al día que tu futuro jefe en los devenires de la materia que os ocupa. No dejes de aprender y de formarte, conviértete en la pieza imprescindible que esa empresa no sabe aún que necesitas. No te conformes e investiga: ienes muchos recursos a tu alcance; por ejemplo, los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía.

2. Aprende idiomas: Hablar más de dos idiomas es imprescindible para escalar puestos en cualquier competición laboral. El dominio integral del inglés es básico, pero atrévete además con lenguas demandadas como el chino, el árabe o el alemán.

3. Sé multidisciplinar: Demuestra no sólo que eres el mejor en lo que se te da mejor, también vales para muchas otras cosas y en el marco de esa empresa podrías abarcar distintas áreas según las necesidades. Trata de estar actualizado en todo lo relativo a las nuevas tecnologías.

4. Véndete bien: Mentir en el currículum no sirve para nada. Prueba a ser creativo: explica que esa experiencia que te falta la compensas con tu pasión por el trabajo y que cada una de tus vivencias, aunque no sea estrictamente laboral, te ha hecho aprender y ha fortalecido tu sentido del la responsabilidad y el esfuerzo.

5. Consigue ser recomendado: pídele ayuda a los que han tenido –por ahora- más suerte que tú. Profesores, compañeros... Tendrás mucho ganado si tu entrevistador tiene quien le hable bien de ti. 

 

Lunes, 04 Abril 2016 12:11

Claves para el éxito formativo

Para garantizar la excelencia de cualquier experiencia formativa es esencial realizar previamente un profundo ejercicio de reflexión. ¿Cuáles son las claves para que el esfuerzo de enseñar, por un lado, y de aprender, por otro, dé sus frutos?

En el caso de los docentes que imparten sus cursos de verano en la Universidad Internacional de Andalucía, este ejercicio pasa por decidir y defender los contenidos de su apuesta formativa. Para ello es imprescindible pensar en el colectivo al que se dirige: ¿interesará mi curso a un alumno de formación media?; ¿tendrá más sentido para un profesional que busca reinventarse?; ¿debería buscar un equilibrio entre ambas opciones, de modo que el contenido interese a todos?

Sin embargo, no acaba ahí: se trata de un proceso orgánico. El programa debe ser susceptible de adaptarse al perfil de los participantes finales, se correspondan o no con lo que el formador ideó. Para favorecer la aprehensión de los contenidos, es bueno que estos se acompañen no sólo con documentación y bibliografía, también con debates, actividades prácticas y de puesta en común que permitan a los alumnos integrarse en el curso y hacerlo suyo.

¿Y qué hay del otro lado? Por su parte, los alumnos deben aportar principalmente dos cosas: participación y ganas. La experiencia formativa perfecta es aquella en la que tanto el docente como el aprendiz abandonan el aula con la sensación de haber aprovechado el tiempo y, para ello, ambos deben haber aprendido algo nuevo. Quizás no todos los alumnos sean capaces de vencer la timidez en la primera sesión, pero si se logra generar el ambiente adecuado, a base de motivación y confianza, se darán todas las circunstancias para que la comunicación sea efectiva en ambas direcciones y provechosa –e incluso divertida- en cómputo global.

¿Lo lograremos en nuestros próximos cursos de verano? Con la ayuda de nuestros alumnos, seguro que sí. 

 

Aseguraba Albert Einstein que él, el físico más popular del siglo XX, carecía de ningún talento especial. “Sólo soy apasionadamente curioso”.

La curiosidad es el valor que nos lleva a descubrir cosas nuevas, capaz de imponerse a obstáculos como el miedo al fracaso y lo que proporciona la motivación para encontrar respuestas. Es el laboratorio natural del ser humano, una cualidad innata. Por eso la pregunta que más repiten los niños es “¿por qué?”. Sin embargo, existen múltiples factores que pueden inhibirla: el narcisismo (creer que lo sabes todo), un excesivo miedo a lo desconocido, la presión o la falta de pasión en lo que se hace, que nos lleva a trabajar de un modo mecánico, ajenos a los estímulos que nos rodean.

Para recuperar ese espíritu aventurero del que las obligaciones, la rutina y el estrés nos hacen desprendernos, es necesario reservar un tiempo a la experimentación, igual que lo haces para el desayuno. Proponte hacer algo diferente cada día y reflexiona sobre ello antes de ir a dormir. Escucha todo lo que tengan que decirte y abre los ojos a lo que hay a tu alrededor. Pregúntate cada mañana: ¿qué puedo aprender hoy?

¿Qué pasa cuando nos adentramos, con curiosidad y atención, en un ámbito nuevo? En los cursos de verano te damos la oportunidad de hacerlo. Puedes alimentar tus conocimientos en tu campo o ir más allá y adentrarte en lo desconocido. Sé apasionadamente curioso, como Einstein, y ven a pasar unos días con nosotros. Descubriendo y experimentando.

Muchos demandantes de empleo se preguntan si ampliar su formación servirá realmente de algo. Lo cierto es que en determinados campos, como en el de las tecnologías de la información y la comunicación, es especialmente importante mantenerse al día de los frenéticos cambios que suceden en el sector a una velocidad de vértigo. La formación convencional no abarca todo el espectro de conocimiento que necesita o demanda el estudiante, por eso el verdadero profesional continúa formándose toda su vida.

Sin embargo, a la hora de valorar la posibilidad de acceder a cursos para ampliar nuestro conocimiento, puede ponerse el acento en aspectos que van más allá de la posible inserción en uno u otro campo laboral: en la Universidad Internacional de Andalucía queremos poner en valor, además, las posibilidades que tiene la formación complementaria como alimento para el espíritu crítico y el crecimiento personal.

Si eres víctima de una apretada agenda durante el resto del año, quizás el verano sea la época adecuada para dedicar algo de tiempo a lo que realmente te gusta. Y puede que ese tema o materia que te gusta esté muy alejado de tu campo profesional, lo que te lleva a pensar que dedicarle tiempo será un desgaste innecesario. Sin embargo, no sabes cómo los conocimientos adquiridos en un campo distinto al tuyo pueden favorecer ciertos aspectos de ti, como la creatividad.

¿Eres ingeniera pero te interesa el arte contemporáneo? ¿Te dedicas profesionalmente a la Medicina pero te interesa especialmente ese curso de verano sobre derechos de autor? Recuerda que no eres una máquina programada para trabajar: tienes intereses, hobbies, inquietudes. Permítete cambiar el foco por unos días. Eso te ayudará a abrir la mente y valorar de forma diferente lo que te rodea.

Aunque aún no haya aterrizado la primavera, seguro que ya andas haciendo planes para el próximo verano. Esperamos haberte convencido de que los cursos que la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) te ofrece para sacar el máximo partido a la época estival son una opción a tener en cuenta. Te lo queremos poner fácil: en la UNIA contamos con opciones de alojamiento para que te quedes con nosotros durante los días que dure el curso.

Para quienes vengáis a pasar unos días en los campus de Baeza o La Rábida tenemos servicios de residencia universitaria propia, con habitaciones compartidas para que tu experiencia en los cursos de verano de la UNIA tenga también ese carácter social y lúdico que hace grande a cualquier apuesta formativa. Además, nuestras residencias ofrecen muchos otros servicios, como cafetería, pistas deportivas o salas de lectura. Puedes consultar sus precios en la sección Alojamiento de nuestra página web.

 En el caso de Sevilla, te recomendamos alojarte en la Residencia Universitaria Santa Ana, en pleno centro de la ciudad, para el servicio de alojamiento y manutención, y si visitas el Campus Tecnológico de Málaga el Albergue Inturjoven se pone a tu disposición para hacer las veces de casa durante tu paso por los cursos de verano y encuentros que muy pronto te propondremos.