Lunes, 11 Septiembre 2017 13:00

La academia norteamericana. Un atributo de la arquitectura española

Valora este artículo
(0 votos)

“Todo gran arquitecto es necesariamente un gran poeta. Debe ser un intérprete de su tiempo, sus días, su edad”. Para el arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright, uno de los considerados como grandes maestros de la arquitectura del siglo XX, el arte de proyectar y construir edificios era una forma propia de concebir la vida: dar forma material a lo inmaterial.

Durante siglos, la arquitectura ha sido una ventana al mundo, un espejo de la progresión social, política, económica y cultural sufrida por la humanidad, reflejada a través del diseño y la evolución de estilos. Los edificios son parte de la Historia, son portadores, creadores y espectadores de hitos y cambios, que permanecen en pie, pero también desaparecen –con su correspondiente simbolismo-, a lo largo de los años.

Nuestro país es cuna de una nutrida y reconocida cantera de profesionales de la arquitectura, cuyos diseños están localizados a lo largo de todo el planeta. Y es que si hay algo que caracterice a la arquitectura es su carácter universal, y su vocación unificadora y de traspasar fronteras. Durante el siglo XIX, esta cualidad globalizadora de la arquitectura ganó presencia a través de diferentes figuras de la arquitectura nacional que, tras su paso por diferentes Universidades estadounidenses, importaron conocimientos y experiencia a su regreso a España.

Siguiendo los pasos del arquitecto José Luis Sert, que abandonó territorio español debido a la dictadura y llegó a ser decano de la Escuela de Diseño de Harvard durante varios años, fueron muchos otros los nombres influyentes de la arquitectura española con paso por centros norteamericanos. Rafael Moneo en la Universidad de Harvard, o figuras más contemporáneas como Iñaki Ábalos, han ocupado cargos de alto prestigio en Estados Unidos, para luego regresar a España. ¿Qué legado han dejado en nuestra arquitectura estas experiencias propias? La academia norteamericana. Un atributo de la arquitectura española es una revisión de la práctica internacional de todos estos arquitectos, y de cómo han revisitado, reconducido y su profesión después de su experiencia al otro lado del océano.

A través de nuestro curso de verano, que se celebrará del 18 al 20 de septiembre en el Campus de la Cartuja de Sevilla analizaremos la significativa transformación producida en la arquitectura española a partir del desarrollo académico y profesional de varios arquitectos españoles en la academia norteamericana. Una cita crucial para profesionales y estudiantes del campo de la arquitectura y el diseño, desde la que poner en valor la internacionalización y el intercambio en el desarrollo creativo y profesional.

Entramos en la recta final del verano, pero en la UNIA aún tenemos por delante interesantes citas formativas. Haz de nuestros cursos un punto de partida para coger fuerza y emprender el camino que traen los próximos meses. ¿A qué esperas para matricularte?

Visto 104 veces Modificado por última vez en Lunes, 11 Septiembre 2017 14:58