Miércoles, 28 Junio 2017 08:00

Cultiva tu lado emprendedor

Valora este artículo
(0 votos)

Es innegable: el emprendimiento ha llegado para quedarse. La tesitura de los últimos años, con un escenario económico complejo y los campos en los ritmos de trabajo provocados, en gran medida, por el movimiento tecnológico, han hecho que sean muchos los que hayan optado por lanzarse a la piscina de diy profesional. Para algunos, ha sido una opción de mantenerse a flote en lo laboral. Otros, sin embargo, han optado por emprender desde una necesidad de reciclaje personal. Sea como sea, lo cierto es que hay algo que los une a todos: su espíritu aventurero.

Porque crear una empresa propia no es algo sencillo. Es un viaje lleno de mareas, en el que, además, hay que hacer frente a una salvaje competencia. Por eso, aunque es un buen punto de partida, no basta con ser arriesgado. Un buen emprendedor ha de reunir, pero también trabajar cualidades y seguir pautas que serán las que garanticen tu estabilidad y faciliten su éxito. Algo así como un “ser del Renacimiento” del siglo XXI.

Mira a tu alrededor. El mundo está ahí fuera. Las oportunidades, también. Ten siempre los ojos y la mente abiertos a cualquier estímulo que se te presente, porque ahí puede estar la chispa que dé comienzo al cambio.

Relaciónate. El ámbito laboral actual se rige por las alianzas y colaboraciones de trabajo. Por eso, te recomendamos que vengas a nuestros cursos con los saté lites en ó rbita porque, al margen de todo lo que te vas a llevar a nivel formativo en la mochila, puedes sacar provecho profesional de tu paso por la UNIA. ¿Y si esa persona que se sienta a tu lado o con la que te cruzas en la residencia acaba convirtiéndose en un nuevo proyecto?

Sentido del orden... En el terreno del emprendimiento, lo aleatorio se queda al margen. Una buena planificación te ayudará a prevenir y estar preparado ante cualquier adversidad. Y créenos, van a surgir. Investiga, planea y organiza tus hábitos propios como emprendedor.

...y sentido del equilibrio. Es fundamental que te tomes en serio lo que haces, pero no pierdas de vista tus pasiones. Porque de nada invertir esfuerzo y tiempo si no es en algo que te motive. Si no disfrutas, con el tiempo se acabará reflejando en los resultados.

Invierte en ti mismo. Tu trabajo, por mucho que te guste, no es lo primero. Lo primero eres tú. Por eso, de vez en cuando es necesario salirse de tu ruta laboral y dedicar un tiempo a aquel campo o afición que, en el día a día, relegas a un segundo plano. Cuando nos adentramos, con curiosidad y atención, en un ámbito nuevo, nuestra creatividad se dispara. En los cursos de verano te damos la oportunidad de hacerlo.


Sigue formándote. Aún no sabes nada.
No pierdas tu curiosidad, porque es el motor de todas las cosas. La frenética velocidad con que se suceden los cambios, muy marcada para algunos ámbitos, como el tecnológico, hacen necesario que sigas en una continua actualización de conocimientos. Desde la UNIA, además, ponemos en valor, las posibilidades que tiene la formación complementaria como alimento para el espíritu crítico y el crecimiento personal.


En nuestros Cursos de Verano encontrarás el escenario perfecto en que disfrutar de una opción formativa cuidada y completa en un ámbito que invita a la creatividad, a conocer y a desconectar, pero sobre todo, a re-conectar. ¡Este verano, apúntate a la UNIA

Visto 223 veces Modificado por última vez en Domingo, 20 Agosto 2017 14:17