Miércoles, 30 Agosto 2017 08:00

La formación empieza en ti

Valora este artículo
(0 votos)

Un pensamiento recurrente a la hora de abordar el proceso formativo es hacer recaer todo el peso de su éxito en el trabajo desarrollado por los docentes. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Es cierto que es al profesorado al que corresponde la tarea de planificar y estructurar los contenidos, delimitar el ritmo y la dinámica de las clases, y saber adaptar la materia al contexto propio de cada aula. Pero a formación es un mecanismo en el que intervienen dos partes, y en este sentido, la otra implicada, el alumnado, tiene el mismo peso en su abordaje y resultados obtenidos.

La motivación y la participación aportadas por los alumnos son dos ejes fundamentales para el buen funcionamiento de la clase. El aprendizaje es un proceso orgánico, que se alimenta también de las inquietudes y del conocimiento y que arroje el alumnado durante sus intervenciones. Y no solo para el resto de compañeros: el enriquecimiento es también para el docente. Cuando tanto alumnos como profesor abandonan el aula con la sensación de haber aprovechado el tiempo, la experiencia formativa cobra sentido. por eso, a la hora de sumergirte en nuestros cursos de verano te sugerimos que vengas con todo tu potencial desplegado para que la comunicación se efectiva y provechosa en las dos direcciones.

Pon el contador a cero. Superar el hándicap de los conocimientos ya adquiridos es complicado cuando se afronta la formación en edad adulta. Incorporar nueva información es difícil, y más aún modificarla. Te animamos a que intentes dejar de lado los prejuicios y traigas tu mente como un libro en blanco. Nuestros cursos son un punto y seguido en tu formación. No se trata de que borres todo lo aprendido, pero sí de que no te cierres. Recuerda: reciclarse es fundamental para evolucionar en tu carrera: ¡no tengas miedo al cambio!

Deja que otros hablen... y hazlo tú también. La escucha es fundamental en el proceso formativo. Durante las clases, mantente atento a todos los comentarios que se apunten, y no solo por parte del profesor. El alumnado es igualmente responsable de cuidar la dinámica del aula y mantener vivo su ritmo. ¡Así es que no te quedes callado! Vence tu timidez y participa en debates, coloquios, prácticas en grupo… Seguro que tienes mucho que decir de lo que otros pueden aprender.

La formación más completa te espera este verano en la UNIA: ¡forma parte activa!

Visto 40 veces Modificado por última vez en Domingo, 20 Agosto 2017 14:35